Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Andrea
Andrea
Más destinos desde Oaxaca

Qué hacer en Oaxaca

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Desde lo alto vi a Monte Albán soberbia custodiando la ciudad. Había llegado a la tierra del mezcal, el café y el chocolate. A la tierra de las montañas y las cascadas; del mar bravo y dormido; de las lagunas en el abismo y los ríos infinitos; de las carreteras de la muerte y las curvas infinitas; del calor húmedo y las noches estrelladas; de las chamanas míticas y los alebrijes de colores; la comida y bebida paridas por la ambrosía; de los mercados monstruosos y los sonidos vibrantes; de los olores enervantes y azarosos. Había llegado a Oaxaca. Aquí te cuento un poco de mis viajes a Oaxaca y de las cosas que hacer en Oaxaca.

como llegar a Oxaca
Cosa imprescindible qué hacer en Oaxaca es Hierve el Agua

Centro Histórico

Te podría hacer una guía de los lugares para visitar en Oaxaca, pero sinceramente pienso que lo mejor que puedes hacer en el centro de Oaxaca es perderte, sí, sí, camina sin rumbo y te encontrarás con cosas que no imaginaste. Vas a pasar por mercados de artesanías, museos y templos. Lo interesante de los templos es el sincretismo religioso, el catolicismo español y la teogonía prehispánica oculta a la vista. No olvides pasar por el Jardín Etnobotánico y más si te gustan los cactus.

Una muy buena opción es coger la visita guiada de Civitatis: durante 4 horas te recorreras el centro de Oaxaca con un guía expecializado que te dará toda la información de esta increible ciudad.

Por la noche, te recomiendo la Mezcalogía, cuenta con una vasta variedad de mezcales y el ambiente es relajado y en ocasiones tiene música en vivo.  

Músicos en la Mezcalogía

Monte Albán

No sé a ustedes, pero a mí me encantan las ruinas, los vestigios arqueológicos y la historia de los lugares. Monte Albán es otra cosa imprescindible qué hacer en Oaxaca. Es uno de los sitios precolombinos más antiguos que aún se conservan. Si tomas un taxi para llegar hasta aquí te va a salir muy caro. En esa ocasión recuerdo que conocí a otra viajera solitaria como yo y elegimos ir en las combis del kiosco turístico. El costo ida y vuelta es menor a $300. Sólo te llevan y recogen, así que puedes tomarte tu tiempo y recorrer el lugar con calma. Es bellísimo. Desde ahí tienes, por un lado, la vista de la vieja ciudad, las pirámides y templos; y por el otro, la Oaxaca con sus colores del ahora.

Mi recomendación es llevar bloqueador, electrolitos y sombrero, aunque no lo sientas el sol esta pesadito.

Otra opción muy interesante es coger la visita guiada que ofrece Civitatis : te recogen en el hotel , te llevan a la visita con guía y te devuelven. Todo por menos de $400.

Hierve el Agua- Mitla

Para llegar a Hierve el Agua primero tienes que pasar por Mitla. Y esta es una excelente parada. En una ocasión llegué haciendo autostop, ya que aquí las carreteras son seguras. Y ya en otra, use el transporte público, hay autobuses y taxis colectivos que te llevan, pasan en el Estadio de Béisbol.

Ahora bien, en Mitla imprescindible pasar a desayunar o comer en su mercado. Es uno muy chiquito y con pocas fondas, pero las señoras guisanderas tienen una sazón que válgame Dios. Después ve a su Zona Arqueológica también es chiquita, pero bonita.

A las afueras del pueblo, en la carretera, salen las camionetas a Hierve el Agua estas cobran menos de $100 por llevarte hasta allá y lo mismo de regreso. No tienen un horario determinado, depende más de la afluencia.  Ya arriba, no vas a encontrar mucha comida ni puestos, sólo un par así que toma tus precauciones desde antes.

Hierve el Agua es hermoso, no tengo otras palabras para describirlo, tienes que vivirlo con la mirada.

El Tule

Otra cosa qué hacer en Oaxaca es conocer el Árbol del Tule. Este es uno de los más viejos del país, ¡tiene 2,000 años! El árbol se encuentra en un pueblito bien bonito llamado Santa María del Tule como a una hora del centro histórico. Aquí puedes caminar un rato, comer y hasta tomarte unos tragos. El lugar es muy colorido.

Atrévete a visitar otros pueblitos

Visitar Etla es otra cosa que hacer en Oaxaca. El lugar es muy lindo y extremadamente tranquilo. Si quieres alejarte de las conglomeraciones es ideal, hay muy poca gente y el clima es agradable. Esta entre las montañas rodeado de árboles y ríos.

Llegué a Güila por un azar del destino, hasta ahí me dejo mi autostop, es una localidad atentica, sin pretensiones, rural y cálida. Aquí también hay aguas termales y un pequeño balneario, pero ojo, sólo abre los fines de semana.

Y también lánzate al Tianguis de Tlacolula de Matamoros, es reconocido mundialmente por sus colores, sabores y olores.

Por último, no olvides visitar Santiago Matatlán acá te hablamos un poco más de él y de mi ruta del mezcal.

Costa

Sólo la costa de Oaxaca necesitaría un artículo aparte. Es enorme y hay tantos lugares por recorrer.

Los imprescindibles son San José del Pacifico, mítico lugar de los hongos y de la chamana María Sabina.

Una de mis paradas favoritas es Puerto escondido. Nada más avasallante que las olas de Zicatela y más bello que un atardecer en Carrrizalillo.

También está Mazunte y Zipolite, esta última es una de las pocas playas nudistas que hay en México.

Andy en Mazunte

Caminos a la Encantada

La Cascada Encantada. Este es un extra. El hostal donde me hospedaba en Puerto Escondido era extremadamente alegre y lleno de vida, sobre todo los encargados tenían un exente humor. El lugar se llama Tower Bridge Hostel y aunque está lejos de la playa, la buena vibra lo compensa mucho. En algunas ocasiones los encargados y voluntarios arman pequeños tours a lugares mágicos. Para mi fortuna me convidaron a uno y así conocí La cascada encantada. Esta se encuentra a poco más de hora y media de Puerto Escondido en el municipio de Mixtepec. Pero el lugar esta poca madre. En esa ocasión nosotros éramos los únicos ahí.

¿Dónde dormir en el Centro de Oaxaca?

Si tu presupuesto es limitado y viajas sólo te recomiendo el Iguana Hostel Oaxaca, está en el centro como a menos de 10 minutos de la Catedral caminando. Desde este hostal todo te queda cerquita. En la mayoría de reservaciones incluye desayuno. El ambiente es lo mejor y más durante las noches en la terraza. Aquí siempre vas a encontrar alguien con quien platicar o cotorrear. A mí me encantó. Las habitaciones compartidas son cómodas y limpias. El costo por noche por persona va desde los $190. Otra buena opción de hostal es el Azul Cielo, un poquito más lejos del centro, pero igual el ambiente es relajado, el costo por noche va por los $250.

Con los voluntarios en la terraza del Hostal La Iguana

El Hotel Maela tiene una vibra como del México tradicional, ya desde afuera la vista te va a gustar, sus paredes están cubiertas por trepadoras. El lugar está en el centro y una habitación te puede salir en $650.

Hotel CasAntica ya es uno de un costo más elevado, va desde los $1600. Pero una de sus ventajas es su linda piscina y que también se ubica en el centro.

Comida típica de Oaxaca

Hay tanta comida tan rica y tan económica que tu boca no va a dejar de masticar.

Tlayulas

Hace unos meses ganaron el campeonato de la serie Street Food Latinoamérica. Y cómo no iban a hacerlo si son una pinche delicia. Me emocioné mucho al ver aquel localito en que meses atrás me había detenido a comer mi tlayula nocturna. La Chinita se encuentra justo en el centro de Oaxaca entre Nuño del Mercado y 20 de Noviembre. Solo con ver el asador prendido y el quesillo derritiéndose vas a comenzar a salivar.

Tlayulita de mi corazón en qué hacer en Oaxaca

Mole.

Depende de gustos, para algunos el mejor es el poblano y para otros es el oaxaqueño, el debate es interminable. Pero, en definitiva, el mole oaxaqueño es uno de los mejores del país. ¿Y cómo no se te va antojar cuando lo ves todo calientito en las cazuelas de barro? Para probar un mole tradicional, molido en metate y por santas guisanderas tradicionales no hay mejor opción que irte al mercado. Yo tengo dos favoritos. El Mercado 20 de Noviembre que se encuentra justo en el centro histórico de Oaxaca. Aquí en cualquier lugar que elijas no hay pierde. El segundo es el Mercado de Mitla, que se encuentra en el Municipio de San Pablo Mitla.

Para la digestión un cafecito en el mercado

Memelas

Para algunos las Memelas no tienen tanto chiste, la cosa es que no han encontrado una buena cocinera de memelas. Date una vuelta por la Central de Abastos y pregunta por las memelas de doña Valentina o Vale. Lo chingón de ella son sus salsas en ello radica el sabor. Y ya que estás en la Central de Abastos aquí puedes encontrar chocolate y dulces tradicionales a costos mucho más bajos que en otras partes.

¿Y con que me lo paso? Con las bebidas hay muchísima variedad. Para el calorón te recomiendo un pozol, es una bebida a base de chocolate y maíz; también un tepache, que es un fermento de piña, o téjate, ya sea de nuez o coco. Ya para la nochecita un atole de pinol. El mejor pozol que probé fue justo en el Mercado de Mitla acá abajito una foto.

La mujer y el pozol

Preguntas frecuentes sobre qué hacer en Oaxaca

¿Cómo llego a Hierve el Agua en transporte público?

Tienes que ir al Estadio de Béisbol, ahí pasan buses y taxis colectivos que te llevan a Mitla. Te bajas en la entrada del pueblo y ya desde ahí salen camionetas que suben a Hierve el Agua.

¿Cuánto puedo gastar en Oaxaca?

En realidad, es un estado muy económico, la comida es muy, muy barata y puedes encontrar muchas ofertas de hospedaje. Puedes gastar menos de $1,000 en un fin de semana. En uno de mis viajes más largos ahí, como 15 días seguidos, gaste como $5,000. Pero es porque yo economicé mucho e hice autostop.

¿Cómo llego del Centro de Oaxaca a la Costa en transporte público?

Vale, hay dos opciones. Una es en los buses de la terminal que cobran arriba de $1,000. Y la otra es en las combis que salen del centro y cobran menos de $800. Las carreteras por donde se va cada uno son diferente. Tardas menos en la combi, pero hay más curvas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Más artículos de Oaxaca