Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Nicole
Nicole

Cómo ir de Viena a Budapest

5/5 - (1 voto)
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Una de las ciudades que más me han gustado de Europa. Mágica, cálida, entretenida y muchas veces misteriosa, la capital húngara enamora en cada rincón. 

Declarada Patrimonio de la Humanidad, esta ciudad representa un destino muy completo para los viajeros, en ella vas a poder encontrar una perfecta combinación de historia, cultura, naturaleza y una fuerte influencia multicultural.

Aquí te dejo todas las opciones para ir desde Viena directo a la perla del Danubio, en tren, autobús, coche y avión.

Recorrido_Coche_Viena_a_Budapest

Cómo ir de Viena a Budapest en coche

Si bien viajar en coche no es de las opciones más económicas, sin duda es la alternativa más práctica, rápida y la que más libertad brinda en tanto a la elección de los caminos y las posibles paradas intermedias que con otros medios de transporte no es tan posible.

La distancia entre una ciudad y la otra es de entre 240 kms a 288 kms dependiendo la autopista elegida. Si esta es tu elección, puedes echar un vistazo a los servicios de alquiler de coche que ofrece Rentalcars. 

Como ir de Viena a Budapest en tren

La mejor manera de disfrutar el recorrido Viena – Budapest es hacerlo en tren para  así poder admirar con tranquilidad toda la ruta imperial que va apareciendo kilómetro trás kilómetro. 

Para poder visualizar todos los trenes disponibles para una fecha en específica, te recomiendo hacerlo directamente a través del sitio web Trainline donde los vas a poder compararlas de forma fácil y estratégica, como así también ingresar desde allí a los sitios donde comprar los billetes de forma online.

Los trenes parten desde la Estación Central de Viena, a la cual es posible llegar desde el centro con el metro U1, y llegan a la estación Keleti Pályudvar en Budapest. Y una vez allí, para llegar al centro de la ciudad puedes coger la línea M2.

OBB_Trenes

Las empresas que realizan este trayecto son, por un lado ÖBB y por el otro Railjet pero que está operada  por la primera. Algunos de los recorridos que ofrece cuentan con paradas intermedias como en Sopron y Györ.

Como ir de Viena a Budapest en autobús

La opción más económica de todas y de las más rápidas. La única empresa de buses que realiza este trayecto es Flixbus, así que puedes comparar todas las opciones y comprar el billete directamente desde su sitio web.

Estación_Autobuses_Budapest

El punto de partida puede ser o desde la Estación Central de Autobuses de Viena, a la cual puedes llegar cogiendo el metro U1, o desde la estación Erdberg conectada con el centro a través de la línea U5 del metro. En relación a la llegada, puede ser a la estación de “Budapest Nepliget” o a la de “Budapest Kelenföld”, desde las cuales puedes llegar al centro a través de las líneas de bus 16, 914 o 105; y la línea del metro M3.

Como ir de Viena a Budapest en avión

Por último, la opción para aquellos que prefieran hacer el viaje por aire. Puedes encontrar todas las opciones disponibles directamente desde Skyscanner, el sitio web que siempre recomiendo.

Los vuelos parten desde el aeropuerto de Viena, al que se puede llegar cogiendo los trenes City Airport Train (CAT), S-Bahn de ÖBB, ambos de 12 euros, el S7 también de ÖBB pero a 4,20 euros por dos zonas. Otra opción es coger autobuses como Airlines por 5 euros o el Vienna Airport Lines VAL 2 a 8 euros. Y por último la alternativa de ir en taxi que te significarán entre unos 30 a 40 euros, dependiendo la ubicación de tu hospedaje.

Por otro lado tienes la opción de traslado hospedaje – aeropuerto de Civitatis que ofrece este servicio con costos a partir de 50 euros total para 4 personas. 

Una vez en el aeropuerto de Budapest, puedes coger el tren en la estación “Keleti Palyaudvar” o combinar el bus 200 o 93 con el metro en la estación “Kobanya-Kispest”. También se puede coger directamente la shuttle municipal línea 100E, con una frecuencia de 30 minutos, o el “minibus” de la empresa Minibud ya por un coste más elevado pero que te acerca hasta la dirección del alojamiento.

Qué ver en Budapest

Castillo de Buda: También conocido como el Palacio Real, se disfruta desde el momento en que se emprende el camino de la cuesta hacia él. Si bien esto se puede hacer a través del funicular que cuesta unos 1200 ft, recomiendo hacerlo caminando ya que la experiencia es muy bonita. O subir en funicular para descender a pie.

Desde allí arriba podrás tener una de las vistas más lindas de Budapest, sobre todo si lo haces ya entrado el atardecer cuando la ciudad se ilumina transformándose en un espectáculo digno de admirar.

Bastión de los Pescadores: Pero si de vistas lindas hablamos, éste mirador compuesto de 7 torres alucinantes no puede quedarse atrás. El recuerdo que te llevarás del Parlamento contemplado desde aquí será único. 

Balneario Széchenyi: Una experiencia diferente, un predio con 15 piscinas, tanto internas como externas donde relajar o divertirse un buen momento. Además tiene servicio de masajes y saunas. Sin duda una gran opción para descansar un poco de tanto recorrido turístico. Mi recomendación es que vayan temprano ya que suele ser muy concurrido por la tarde. 

Su entrada se puede adquirir directamente una vez allí y su costo va de 5600 ft en adelante. Pueden verse todos los precios y condiciones en su sitio web.  

Parlamento: Último pero no menos importante, de hecho a mi parecer el más impactante de todo. Independientemente de que su interior es alucinante, poder contemplar su fachada y sus 268 metros de longitud desde el lado Buda de la ciudad es un infaltable, que incluso hasta recomiendo repetir en la noche para verlo pintado al oro, para entender a lo que me refiero tan solo observa la foto que dejo aquí debajo.

Su entrada puede comprarse directamente en el sitio web.

Budapest_Panorámica

Guiadas en Budapest

Una de las cosas en las que siempre hago énfasis al recomendar cómo recorrer una ciudad es el hecho de realizar visitas guiadas. Éstas nos dan la posibilidad de entender aún mucho más el contexto cultura e histórico del lugar que estamos visitando. 

Así que, desde los free tours hasta los que son pagos, siempre serán una excelente opción para adentrarse en las profundidades de nuestros destinos o, por ejemplo, para tener un primer vistazo de la cuidad y así tener en claro qué se desea luego visitar con mayor tiempo y que no. 

En este caso recomiendo tener en cuenta las diferentes alternativas que ofrece Civitatis, desde tours en las diferentes zonas de la ciudad y a los grandes monumentos, hasta la compra de billetes promocionales y tours nocturnos por bares. 

Nicole_Budapest
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Más artículos de Viena